[07/09/2011]

Faustino Jiménez, consejero delegado de Arsys: “Las cartas del nuevo mapa TIC se están repartiendo y España no está en la mesa”

Descargar documento

En el 25 Encuentro de las Telecomunicaciones, destaca que los entornos económico y legislativo no propician el desarrollo del Cloud Computing y ponen en riesgo la competitividad de las empresas españolass una funcionalidad nueva en España que permite modificar una copia de la web original sin requerir otro servicio hosting y facilita la implementación de los cambios

El consejero delegado de Arsys, Faustino Jiménez, destaca el riesgo de la pérdida de capacidad competitiva de las empresas TIC españolas en un escenario TIC marcado por el despliegue del Cloud Computing y las nuevas oportunidades que la Nube representa a las empresas por motivos operativos, económicos y de negocio.

Durante su intervención, “Cloud: La Tormenta Perfecta”, el consejero delegado de Arsys, ha afirmado que la tecnología se ha convertido en una commodity y los usuarios, empresas y particulares, ya no se interesan por lo técnico sino por lo que la tecnología permite hacer de forma eficiente, ajustada a objetivos y reduciendo sus costes. También ha alertado de las consecuencias para el futuro del sector en un país en el que la mayoría de las empresas actúan como intermediarias y tendrán que generar valor para que su oferta resulte competitiva en el nuevo ecosistema en la Nube.

El consejero delegado de Arsys, referente en soluciones de presencia en Internet, Cloud Hosting y soluciones avanzadas de infraestructura tecnológica, ha puesto el acento en el uso que las empresas, administraciones y particulares damos a la tecnología, destacando el papel de la tecnología Cloud en el nuevo modelo social, económico y productivo.

Para Faustino Jiménez, “las cartas del nuevo mapa global TIC se están repartiendo y no estamos en la mesa. No cabe duda de que las empresas españolas utilizarán Cloud y lo harán con los proveedores tecnológicos que les permitan aprovechar al máximo sus grandes oportunidades, ya estén en España o en el extranjero. El Cloud Computing propicia la desintermediación más que nunca y estamos en país de intermediarios, que deben migrar a la Nube para ser competitivos y lo hacen en un país con un entorno adverso en aspectos económicos (electricidad y conectividad caras en comparación con otros países) y legislativos (LOPD, LES) que no fomentan el desarrollo del Cloud tanto como lo necesitan las empresas”.

“El actual contexto está marcado por factores sociales, culturales, económicos tecnológicos y de modelo de negocio que confluyen en la Tormenta Perfecta del cloud, que está transformando lo que entendemos por Tecnología de la Información a todos los niveles. El usuario particular ha sido el primero en entenderlo, adoptando el Cloud Computing con naturalidad en su vida diaria, pero las empresas deben acelerar su adopción porque están trabajando con un modelo tecnológico del siglo pasado que lastra su competitividad y pone en riesgo su futuro”, ha añadido.

Arsys comenzó hace más de tres años su migración a Cloud Computing por motivos operativos, económicos y de negocio que han mejorado los niveles de servicio y la competitividad de la compañía. Desde entonces, ha reducido en 900 servidores el número de máquinas en sus plataformas operativas, disminuyendo el tiempo de provisión a 7 minutos, reduciendo los costes en más de 10 millones de euros en los últimos dos años y garantizando mejores niveles de servicio a sus más de 250.000 clientes. “La Nube no es algo etéreo, no es una bruma. Sin los Centros de Datos y los proveedores garantizando los niveles de disponibilidad y seguridad de los datos, el Cloud Computing no existiría como lo conocemos ahora. Estaría sólo al alcance de unos pocos”, afirma Faustino Jiménez.

Esta temprana adopción del Cloud Computing ha convertido a Arsys en una compañía pionera en Europa con cloudbuilder, su plataforma de Infraestructura como Servicio (IaaS). Actualmente, más de mil clientes están alojados en la Nube de Arsys y el Cloud Computing genera un 40% del nuevo negocio de la compañía.